domingo, 11 de febrero de 2018

Las diferencias esenciales en la concepción económica entre Marx y Böhm-Bawerk (Crítica a Böhm-Bawerk y 6)

Quiero acabar estas entregas con un trabajo de lectura más fluida, sin tantos escalones y tropiezos. Lo primero que haré será exponer de forma sucinta las tres críticas fundamentales que Böhm-Bawerk formula contra el pensamiento económico de Marx. Primera crítica: Cuando Marx admite que en el mercado capitalista y por medio de la competencia las mercancías se venden por sus precios de producción, deja sin validez su teoría del valor. Segunda crítica: Marx no reconoce el papel destacado que tiene el valor de uso en el mercado. Y tercera crítica: Marx no reconoce el papel que tiene la oferta y la demanda en la determinación de los precios o la subestima.

domingo, 4 de febrero de 2018

Lo que nos queda después de abstraer de la mercancía su valor de uso (Crítica a Böhm-Bawerk 5)

Según Böhm-Bawerk, Marx confunde la abstracción de una circunstancia en general con la abstracción de las modalidades especiales bajo las que esta circunstancia se manifiesta. Y a este propósito en las páginas 116-117 dice lo siguiente: “También en la relación de cambio de las mercancías se hace abstracción de la modalidad específica bajo la que el valor de uso de las mercancías puede presentarse, del hecho de que la mercancía sirva para la alimentación, para el vestido, para la vivienda, etc., pero no, ni mucho menos, del hecho de que desempeñe funciones de valor de uso en general. Que no se puede hacer abstracción, pura y simplemente, de esta cualidad habría debido deducirlo el propio Marx del hecho de que no puede existir valor de cambio donde no existe valor de uso; hecho que el propio Marx se ve obligado a reconocer reiteradas veces”.

jueves, 25 de enero de 2018

El valor: la abstracción del valor de uso en el proceso de intercambio (Crítica a Böhm-Bawerk 4)

En la sección 1 del capítulo IV de la Conclusión del sistema marxiano, Böhm-Bawerk dice lo siguiente: “En la búsqueda de esa cosa común que caracteriza al valor de cambio, Marx recurre al siguiente procedimiento. Pasa revista a las distintas cualidades que poseen en general los objetos equiparados en el intercambio, y luego, sirviéndose del método de la exclusión elimina todas aquellas que no superan la prueba, hasta que solo queda una cualidad. Ésta –es decir la cualidad de ser producto del trabajo–deberá, pues, ser la cualidad común buscada. Se trata de un procedimiento bastante extraño, aunque no reprobable como tal. Es ciertamente extraño que, en lugar de someter la supuesta propiedad característica a una prueba positiva –que en todo caso habría conducido a uno de los dos métodos señalados más arriba y cuidadosamente evitados por Marx–, para convencer al lector de que ésa es precisamente la propiedad buscada, se recurra exclusivamente a una prueba negativa, mostrando que no es ninguna de las demás propiedades”.

jueves, 18 de enero de 2018

¿En el intercambio de mercancías predomina la igualdad o la desigualdad? (Crítica a Böhm-Bawerk 3)

Böhm-Bawerk, sin demostrarlo, trata de deslegitimar la tesis de Marx según la cual el intercambio de mercancías es una relación de igualdad. Como Böhm-Bawerk no expone la tesis contraria, que la relación de cambio se basa en la desigualdad, he recurrido a la explicación suministrada por Samuelson y Nordhaus.   El error de fondo de Samuelson y Nordhaus, y esto ocurre en general con todos los economistas convencionales, es que no distinguen con rigor y precisión el valor de uso de una mercancía de su valor de cambio. Y el error de forma, que a fin de cuentas es también un error de contenido, es que los economistas convencionales siempre se las dan de científicos y de rigurosos, frente a Marx, a quien presentan como un pensador muy dado a las fantasías mentales.

viernes, 12 de enero de 2018

¿Cómo desarrolla Marx la tesis de que el valor depende exclusivamente de la cantidad de trabajo incorporada a la mercancía? (Crítica a Böhm-Bawerk 2)


El libro que utilizaré de referencia es de Eugen Von Böhm-Bawerk titulado La conclusión del sistema marxiano. En concreto someteré a crítica detallada  el capítulo IV titulado El error del sistema marxiano. Sus orígenes y ramificaciones. La primera cita viene después que Böhm-Bawerk se formule la pregunta que encabeza este trabajo: “¿Cómo desarrolla Marx la tesis de que el valor depende exclusivamente de la cantidad de trabajo incorporada en la mercancía?” Esta es la primera respuesta de Böhm-Bawerk: “Comencemos con una pregunta que nos conduce inmediatamente al núcleo de la cuestión: ¿Por qué caminos llegó Marx a la tesis fundamental de su teoría, esto es, a la tesis de que todo el valor se basa única y exclusivamente en la cantidad de trabajo incorporada a la mercancía? No hay duda de que esta tesis no es en absoluto un axioma tan obvio que haga superflua cualquier prueba. Valor y esfuerzo, como ya expuse en otro lugar,  no son en modo alguno dos conceptos tan emparentados que susciten inmediatamente la idea de que el esfuerzo constituye la causa del valor. Que alguien se esfuerce en conseguir una cosa es un hecho y el que esa cosa valga la pena que ha costado adquirirla, otro hecho distinto; la experiencia diaria se encarga de demostrar que ambos hechos no coinciden, sin que acerca de esto pueda existir la menor duda. De ello tenemos una prueba en los innumerables esfuerzos estériles que diariamente se realizan por falta de precisión técnica, por error de cálculo o, simplemente, por falta de fortuna. Y son también bastante numerosos los casos de lo contrario, los casos en que un pequeño esfuerzo corresponde un alto valor”.

lunes, 8 de enero de 2018

Crítica a Böhm-Bawerk (1)

Me he hecho con el libro de Böhm-Bawerk titulado La Conclusión del Sistema Marxiano. En dicho libro el economista austriaco somete a crítica El Capital de Karl Marx, en concreto su concepto del valor y su ley del valor. La línea central de su argumentación estriba en que Marx incurre en una contradicción insalvable entre lo que dice en el primer libro de su obra y lo que dice en su tercer libro. En el primer libro, a juicio de Böhm-Bawerk, Marx afirma que las mercancías se venden por su valor, y en el tercer libro afirma lo contrario: las mercancías se venden por su precio de producción. Como la influencia de Böhm-Bawerk entre los neoliberales es notoria y su crítica al pensamiento económico de Marx es considerada por aquellos de primer nivel e irrebatible, me he hecho con el compromiso de ajustar cuentas con dicha crítica Mi crítica al pensamiento crítico de Böhm-Bawerk tiene como base argumental cinco aspectos.

martes, 19 de diciembre de 2017

Valor, precio, concepto y realidad

El 15 de diciembre del año en curso Rebelión publicó un trabajo mío titulado El Capital de Karl Marx. La dirección de Rebelión me hizo llegar el siguiente comentario crítico de un lector llamado Manuel: “¿Alguien conoce a Francisco Umpiérrez para advertirle que es falso que según Marx “los precios gravitan, acercándose o alejándose, en torno a los valores”, como dice el artículo de hoy en Rebelión “El Capital” de Karl Marx? Marx no escribió eso, yo explico lo que escribió (lo que recogió Engels) en “Valor y precio en Marx”. Y, si lo hubiera dicho y, por tanto, se hubiera equivocado, de nada valdría cubrirlo con “Y de todos modos, por mucho que el precio se diferencie de su valor, eso no quita nada al hecho de que el precio sea la expresión del valor en dinero”, disparate que justificaría cualquier arbitrariedad en la práctica científica. Y eso que el artículo hace algunas observaciones interesantes. Pero, quitando a Sweezy, todos caen en lo mismo”.

domingo, 10 de diciembre de 2017

El Capital de Karl Marx (En el 150 aniversario de su publicación)

Empecemos por detallar a grandes rasgos las secciones de El Capital.

Libro I: Transformación de la mercancía en dinero, transformación del dinero en capital, la plusvalía, el salario, y el proceso de acumulación del capital.
Libro II: La metamorfosis del capital y su ciclo, la rotación del capital y la reproducción y circulación del capital social global.
Libro III: La transformación de la plusvalía en ganancia, la transformación de la ganancia en ganancia media, ley de la tendencia decreciente de la cuota de ganancia, el capital comercial, el capital productor de interés, la renta del suelo, y la renta y sus fuentes.

martes, 21 de noviembre de 2017

Reflexiones sobre el número

Primera reflexión. No encuentro en la realidad ningún objeto al que llamar número  o llamar 1 o llamar 2. Luego afirmo que el número es un objeto creado por la mente. Si afino más, diré que el número es obra del concepto o una criatura creada por el concepto. Pero cuando me tropiezo con el concepto, debo preguntarme si el número es el objeto del concepto o el contenido del concepto. Si considerara en principio que el número es objeto del concepto, tendría expresiones como “el 2 es un número par”, “el 3 es la suma de 2 más 1” y expresiones análogas. Pero aquí las expresiones “par” o “sumar” serían expresiones conceptuales que irían después de que hubiera nacido el número, al menos en su sentido lógico teórico. Y si considerara el número como contenido conceptual, tendría expresiones como “eso que está ahí es el 2”, “aquello es el 3”. Pero “está ahí” y “aquello” son expresiones indeterminadas bajo el punto de vista de la sensibilidad y del concepto. Y si sencillamente llamara uno al signo escrito 1, llamara dos al signo escrito 2 y así sucesivamente,  sería un movimiento tautológico.  Por lo tanto, llegando de este modo al concepto de número o en el movimiento del concepto de número no tengo manera de asirme a algo seguro o nítido.

domingo, 5 de noviembre de 2017

El independentismo catalán ahoga a la izquierda radical

La ideología siempre contiene falsedades, pero la ideología de los independentistas catalanes está repleta de engaños y tretas. Algunos plantean que existe una contradicción entre el gran nacionalismo español y el pequeño nacionalismo catalán, y, siguiendo supuestamente a Lenin, plantean que la izquierda radical debería apoyar al “pequeño nacionalismo catalán”. En primer lugar, no existe el gran nacionalismo español, puesto que España está constituida por 17 Comunidades Autónomas donde cada una de ellas tiene una identidad específica. Existen en concreto tres Comunidades Autónomas, además de la catalana, a las que hay que reconocerle el carácter de nacionalidad: Euskadi, Galicia y Valencia. Todas pueden esgrimir el tener una lengua propia, uno de los rasgos decisivos nacionales en el mundo actual. Hay además otras Comunidades, como pueden ser Andalucía y Canarias, que también poseen un grado de identidad nacional-regional importante. Por lo tanto,  eso de que por una parte está el pequeño nacionalismo catalán y por el otro el gran nacionalismo español es una tesis falsa.